Seguros de vida

La guerra hipotecaria premia a los clientes más solventes

Los últimos movimientos de Bankoa y MyInvestor abren nuevas vías en el mercado español.

El mercado hipotecario español es cada vez más sofisticado. La decisión de Bankoa de lanzar un préstamo personal para financiar la compra de primera o segunda vivienda abre una nueva etapa en el mercado nacional. Se trata de una iniciativa pionera en suelo español, calcada del modelo que Crédit Agricole, dueño de Bankoa, ya aplica con éxito desde hace más de 30 años en Francia.

Gracias al acuerdo con la filial de seguro de caución de Crédit Agricole, Bankoa ofrece a través de un préstamo personal de hasta 600.000 euros con precios muy similares a los que aplica a sus hipotecas.

Por ejemplo, para una hipoteca a tipo fijo a 30 años, cobra el 1,6% para rentas de al menos 50.000 euros anuales.En el caso de la variable, el diferencial sobre el euribor es muy atractivo, alrededor del 0,65% en el caso de máxima bonificación por contratación de productos vinculados.

Por lo tanto, el préstamo personal de Bankoa en el que la garantía es la personal del deudor, se constituye en una buena alternativa para rentas altas. Contratando un préstamo personal al mismo precio que uno hipotecario, estos perfiles se ahorran tiempo en el proceso de tramitación y parte de los costes del de constitución de una hipoteca. Pero a cambio deben cumplir unas condiciones de ingresos muy exigentes, de al menos 75.000 euros mensuales.

Competencia

Por lo tanto, la innovadora fórmula de Bankoa en España entra en competencia directa con las entidades con ofertas de hasta 30 años dirigidas a personas con altos niveles de ahorro y poder adquisitivo. Por ejemplo, MyInvestor ofrece los mejores tipos del mercado a tipo fijo y variable a cambio de ingresos mensuales de al menos 4.000 euros. Financia el 75% del valor de tasación a cambio de la máxima vinculación.

Desde fuentes cercanas a la entidad se asegura que el radio de acción de esta iniciativa es limitado porque va dirigida a perfiles muy concretos, con los que se entabla una relación de confianza ya que no se hipoteca la vivienda, sino que basta con la garantía personal del deudor. Además, Bankoa es una entidad con una presencia muy limitada en España, donde tiene menos del 1% de la cuota de mercado en hipotecas.

El porcentaje sube hasta una horquilla entre el 3% y el 5% en el País Vasco, donde la entidad tiene mayor presencia. Por lo tanto, la oferta de Bankoa amplía el abanico de posibilidades de los compradores de viviendas en un momento en el que las entidades buscan fórmulas para garantizar que los clientes devuelven los préstamos en caso de que no puedan hacer frente al pago.

En estos momentos, Sabadell explora la posibilidad de ofrecer hipoteca con seguros de caución, que en la práctica funcionan como un aval. La aseguradora tendría que indemnizar al banco si el hipotecado deja de pagar el préstamo. Y sería la compañía aseguradora quien se adjudicaría la vivienda.

 

Fuente: expansion.com

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La dirección de correo nunca será publicada y solo se usa para enviar los comentarios de este foro.